miércoles, 21 de septiembre de 2016



En las última semana han pasado una serie de acontecimientos, algunos políticos, otros, mediáticos, que nos llaman la atención y nos hacen reflexionar, todo, en torno al tema del fondo de Malvinas, que estamos denunciando desde el mes de mayo. Esto es, la vocación de entrega de este gobierno, de la segunda reserva petrolera del planeta; nos atrevimos a decir en una nota que luego dimos de baja, para darle preponderancia a lo que vengo en llamar la nota de bandera de este pasquín de barricada, esto es: "La batalla por el petróleo argentino", que esa era la única razón de ser serio de este gobierno, la entrega del tesoro de Malvinas, lo único que resta por entregar, dentro de los protocolos firmados por Menem, Cavallo y Margaret Tatcher en 1991, conocidos como los Acuerdos de Paz de Madrid, que, esto es lo insólito, a pesar de haber caducado en el 2001 y no haber sido ratificados, da toda la sensación no sólo de que siguen vigentes, sino, que hay una serie de cláusulas secretas, sobre todo a propósito de la condena al estado de indefensión, desarme y desmantelamiento de las FFAA, que continúa no sólo vigente sino que se intensifica; sobre el punto, nos sorprendió la noticia, de hace pocos días, sobre el éxodo de uniformados del Ejército a la policía metropolitana, habida cuenta de que el sueldo de un suboficial en la fuerza militar, es la mitad, 15 mil pesos, que el de un bisoño policía metropolitano, 30 mil pesos. Así las cosas. 

A partir de la firma del comunicado de la canciller Malcorra con el vicecanciller británico Duncan, el cual se fue filtrando de a poco, nunca se difundió de forma pública, sí está publicado en la web de Cancillería y lo copiamos (1); mal comunicado por la Canciller, quien de cantidad de puntos suscritos en el comunicado, hace mención primero a los vuelos y luego a la explotación petrolera conjunta, un verdadero dislate, en donde una vez más este gobierno da serias pruebas de estar integrado por ineptos, su condición de entregadores o perduellis (esto es, traidores a la Patria), lo dejamos para las tribunas, o las notas de barricada, que también practicamos y reivindicamos; esta, pretenda ser una reflexión algo más profunda. 

La rápida respuesta del Senador Federico Pinedo, del partido del gobierno, un hombre ligado a la causa de Malvinas por convicciones y también, esto no es un detalle menor, por haber sido su tatarabuelo el último gobernador militar de las islas hasta la ocupación inglesa en 1833, quien se ha expresado con mesura y criterio, primero, aclarando que el comunicado no es ni un tratado ni un acuerdo, luego, no obliga a nada, segundo, que sobre la cuestión Malvinas, lo que se pretende es una política de Estado, no un acuerdo de un partido, menos, le faltó decir pero lo dejó picando, un negociado o una entrega. Pinedo fue aún más explícito, declaró no querer conocer las islas, a pesar de que se autoricen los vuelos, por la simple razón que no acepta que los ingleses sellen su pasaporte, lenguaje que poco y nada condice con las convicciones, la ausencia de ellas, sobre la cuestión Malvinas, tanto de la Canciller como de Macri, el hombre que vive en apuros, siempre por errores no forzados. 

En el ínterin del viaje del Presidente a la reunión anual de las Naciones Unidas en New York, la oposición y los socios radicales del gobierno y Elisa Carrio, disparaban con munición gruesa contra Malcorra, el diputado del FpV, Héctor Recalde, llegó a condenar el accionar y las declaraciones de Malcorra, la cual según el legislador, estaría entregando banderas incuestionables de la Argentina, como la soberanía y el petróleo de la región del mar del Malvinas, por el simple hecho de que precisa el voto favorable de Gran Bretaña para aspirar a su ya deprimida pretensión de estar al frente de la ONU a partir del mes de diciembre. 

En montaje alterno, en New York, Macri cometía una retahila de desaciertos diplomáticos de todo calibre: apoyaba a Hillary Clinton, sin tener la mínima certeza de que accederá a la Presidencia de los EEUU, es altamente probable de que esto no  suceda, pasaba un papelón al intentar bromear con excesiva confianza con el premier ruso, Vladimir Putin, da vergüenza ajena sólo ver la foto de la secuencia, para coronar con la frutilla del postre, dando por un hecho la voluntad británica de dialogar sobre la cuestión de la soberanía de las Islas, cosa que la Cancillería británica se encargó de desmentir a las pocas horas. A la pasada, se ganaba la condenada de la colectividad sionista local, que tanto lo ha apoyado, al no mencionar en su discurso ni el caso AMIA, ni por ende, hacer referencia a la condena explícita que se pretende contra Teherán, en una causa con muchas más oscuridades que evidencias o pruebas; sin pretender ahondar en el asesinato del Fiscal ad hoc israelí Natalio Alberto Nisman. 

En la tarde de hoy, acá empieza el motivo de esta nota, primero, el matutino La Nación, en su versión on line, publicaba la desmentida de Londres, nota que repercutió en el foro del medio virtual, con miles de posteos, uno más ingenioso que el otro, dando cuenta de que hay una masa crítica con un alto nivel de información, así como que el bochorno era tan escandaloso, que obligaba a ese medio, tradicional boletín de la masonería británica, así como vocero del sionismo local, a exponerse a castigar al torpe que está al frente de los destinos de la Argentina. Se repetía el post en donde se proponía para la presidencia, en caso de emergencia rompa el vidrio, del Senador Pinedo, número tres en la línea sucesoria, cosa que nosotros hemos propuesto en la nota dada de baja: "Las tribulaciones de un irresponsable", a propósito del alto nivel de ineptitud de este gobierno en general y de Mauricio Macri, en particular, quienes en lo que va de estos meses de gobierno, abrieron primero el frente interno con el desaguisado de las tarifas de gas y luz, y ahora, con ese mamarracho del comunicado firmado por la Canciller de lata. 

Tal la dimensión del bochorno, que no tardaron los kelpers, desde las Islas, en burlarse de Macri, con un pasacalle demoledor: "ay Macri, veníamos tan bien y la arruinaste..." En un par de horas, el mismo medio difundía una nueva filtración de BahamasLeaks, en donde se daba cuenta de empresas of shore del Grupo Macri, nuevas sociedades no declaradas, así como las de los hijos del renunciado Fernando de la Rua, Aito y Antonio. (2); digamos que a esta altura, cualquier eventual casualidad en los rebotes del montaje ideológico, corren por cuenta de cada quien, ni La Nación ni nosotros estaríamos insinuando ni promoviendo al caída de este gobierno. 

Sí, vamos a insistir, esta gente no está capacitada para conducir los destinas nacionales a ningún buen puerto. Sí, en el transcurso, van a intentar la entrega de las riquezas petroleras de la cuenca de Malvinas; si pueden llegar a contar la la complicidad de la oposición, hoy, en apariencia con un brote nacionalista. No tenemos la menor duda que sí, todo es cuestión de ponerle un precio, para eso, los peronistas son unos maestros. El resto, se dará por añadidura. 

Pego para finalizar una nota publicada hace unos meses en un medio británico, puntualmente, de ex combatientes, en donde se hace directa referencia a la riqueza petrolera de las Islas, y, tal como lo  señaláramos en la nota del 26 de mayo, las batallas que ahí se dieron, puntualmente la de Monte Tumbledown, son reivindicadas por primera vez como hechos militares que portaban la buena nueva de la apropiación de una de las mayores reservas petroleras del mundo. Esto es, por primera vez, los ex combatientes británicos, no sólo reivindicaban la guerra, también, encontraban el sentido de la muerte de sus soldados. (3)

Confío que la difusión de este tipo de informaciones, dé pié a un debate que está latente, encapsulado, tal vez, maduro para cundir y expresarse. Las migajas del comunicado firmado por Malcorra con Duncan, expresan en su último punto, en donde todas las cláusulas apuntan a beneficiar a Gran Bretaña, ninguna a la Argentina, a concedernos la gracia de dar con el nombre y el apellido de más de 130 veteranos caídos en combate, de los cuales nada se sabe todavía, pasados nada menos que 34 años de la Gesta. Entre ellos, el del soldado "Pedro", bautizado así por los británicos, quien continúa resistiendo en Monte Tumbledown, solo, en su nido de ametralladoras, un día más tarde de que el General Menéndez consumara sus traición y entregara la batalla, con altísimas posibilidades de imponerse. A ese soldado Pedro, el Congreso de la Nación le entregó la más alta condecoración al coraje militar que da la Nación Argentina, la Cruz al alto valor en combate. Pasados 34 años, nadie de su familia, no sabemos quiénes son, o si no tenía tal vez familia alguna, han podido recibir esa medalla en sus manos. 

En esta nota que aquí termina, insistimos con una propuesta hecha con la nota del 26 de mayo, demasiado extensa. Amerita darle a los kelpers DNI argentino, con todos sus derechos y deberes, esto incluye, poder votar en elecciones democráticas sus autoridades, así como todos los habitantes del territorio argentino. No sólo asistencia sanitaria y vuelos; documentación, de eso se trata, derechos cívicos, de los cuales adolecen, ya que el gobernador de las Islas, siempre ha sido nombrado por la Casa de Windsor, no deja de ser un gerente de las empresas de la Corona en las Islas usurpadas. 

Insistir con el runrun del mandato de Naciones Unidas para que Gran Bretaña se siente a negociar con la Argentina la cuestión de la soberanía de las Islas, propuesta en 1965, es pecar de ingenuos o de ignorantes, A esta altura, ambas cosas son aceptables para una charla de café, no para funcionarios de primer nivel, a los comunicadores sociales los obviamos porque son mercenarios a sueldo, pueden opinar incluso sin que se les corra el maquillaje sobre las contradicciones de la Pasión de Cristo, sin ir tan lejos. Ya en 1975, cuando Gran Bretaña toma conciencia de la gigantesca reserva petrolera de Malvinas, habían desistido incluso de la hipótesis de la soberanía compartida. 

Mucho menos lo harán ahora, cuando son conscientes de las debilidades y la tendencia a la traición y al menudeo de la clase dirigente argentina. Así como que se empeñaron en una acción militar colosal  en 1982, que estuvieron a punto de perder por 48 horas, como del estado de indefensión y desarme voluntario de las FFAA argentinas, condenadas al triste papel de fuerzas de apoyo de la defensa civil en casos de catástrofes naturales, o de fuerzas de choque contra el narcotráfico, habida cuenta de que el gobierno populista, conforme los postulados de Londres, firmara la inexistencia de hipótesis de conflicto militar, mucho, muchísimo menos, con los británicos. Siguiendo ese plan de ruta, Malcorra considera en estos días a los británicos, nuestros buenos vecinos. 

Aclaramos por enésima vez, que para que los británicos puedan explotar el petróleo argentino de Malvinas, necesitan sí o sí de bases en el continente. De eso se trata esta aventura impresentable, de invitar a los buenos vecinos a mudarse a nuestra casa. Todo, a cambio de la nada misma. De onda. 





(1)https://www.mrecic.gov.ar/comunicado-cuestion-malvinas

(2)http://www.lanacion.com.ar/1939947-bahamasleaks-aparecen-sociedades-vinculadas-a-las-familias-macri-y-de-la-rua

(3)http://www.veteranstoday.com/2016/05/20/falklands-rockhopper-announces-double-contingent-oil-reserves-over-300m-barrels/


martes, 13 de septiembre de 2016



En estos días, en la versión local de "Davos", acá nombrada como "Nabos", se está urdiendo la entrega más colosal de la historia argentina, esto es, el petróleo de la Cuenca de Malvinas, segunda reserva petrolera del planeta. Para ello, tenemos el honor de contar con la visita del Vicecanciller de Gran Bretaña, con poderes absolutos de la Casa de Windsor, para negociar todo lo que sea negociable. Esto es, de soberanía, ni hablar. Never in the puta life. 

Para tales siniestros fines, la casta gobernante, ha operado con diligencia, forzando al Ministro de Energía (Minería y Petróleo), a mal vender sus acciones de la Shell. Liberado de este trámite burocrático, sin que el punto -enorme-, hubiera sido siquiera insinuado en su pobre campaña electoral, darán forma a la traición, esto es, aventurándose, valga el juego de palabras, en un delirante joint venture con el usurpador colonial, cediendo territorio continental en las cosas australes de la Patagonia, para la instalación de bases "mixtas", esto es, cesión de tierras costeras a Gran Bretaña, para que el acopio se de crudo y su eventual destilado, se haga en territorio patrio, cedido de forma casi perpetua al invasor colonial. Sobre el punto, la necesidad perentoria de las bases en territorio continental de la Argentina, nos hemos explayado en extenso en la nota siguiente -La batalla por el petróleo argentino-, a partir de las investigaciones y el informe de Lord Schackleton, de 1975. 

La inexistente oposición, la prensa canalla, el peronismo en fuga, en su versión populista, rumbo a la cárcel, deliberará tan sólo para definir cuál es su precio, no mucho más que eso. El desmembrado y heterodoxo movimiento de Veteranos, tocado por la reciente operación de inteligencia contra el Mayor Gómez Centurión, funcional, en definitiva, a esta cáfila de perduellis, poco y nada opondrá como resistencia orgánica. La izquierda, irrelevante, hará algún tipo de protesta, para pasar a cobrar la actuación por caja de empleados, así como otro tanto las centrales obreras, nada que incomode, leerán un comunicado. El nacionalismo de papel maché, de desgañitará con peroratas en la encerrona de sus capillas ardientes, en el autismo que tan bien les sienta. 

Todo ocurrirá entre gallos y medianoches, como se urden todas las traiciones, en las sombras, a los apurones, evitando cualquier tipo de reacción popular, protesta multitudinaria, silbatinas o abucheos, cánticos, en las canchas de fútbol ("el que no salta es un traidor", o cosas por el estilo). Así como en los 90 precisaron de los Kirchner, Menem, Cavallo, Manzano, para privatizar YPF, esta vez la traición se perpetrará por parte del poder conservador. El gobierno de los CEO, la élite desvariada del decadente capitalismo criollo (sic), sin intermediación ni necesidad de un golpe militar o de un partido popular travestido. Aceptar sin resistir tal estado de las cosas, impone la condena moral de sumir a la Argentina en una servidumbre de la cual no habrá retorno posible. 

La historia, implacable, se hará cargo de los traidores. 

(en la Antigua Roma, se tildaba de perduellis a los traidores a la Patria; obra con el mismo título, del investigador y periodista nacionalista, José Luis Torres)

jueves, 26 de mayo de 2016




24 de mayo de 1982. Impactada por las bombas de la fuerza aérea argentina, 
la fragata invasora inglesa Antelope, estalla y se hunde en el estrecho de San Carlos.


"... entregar el petróleo, es entregar la bandera"
Gral. Enrique Mosconi, fundador de YPF

"hay que arrastrar a la Argentina en el barro de la humillación..." 
Sir Winston Churchill III, Londres, Cámara de los Lores, julio de 1982




Intro



La noticia no podía pasar desapercibida; la empresa británica petrolera Rockhopper Exploration, declaraba haber descubierto un yacimiento petrolífero en la cuenca de la isla Gran Malvina, con un potencial de 1000 millones de barriles (1), esto es, algo así como las reservas petroleras de Guinea Ecuatorial, país que se encuentra 38 en el ranking que lidera Venezuela con 293.350 millones de barriles (2), esto es, las reservas probadas de fósil crudo en el mundo. Curiosamente, la Argentina ni siquiera figura en ese listado difundido por la OPEP y la CIA, entre otras fuentes. Sobre el caso venezolano, bolivariano, es bueno consignar que PDVSA, como lo indica su sigla, no es una sociedad del Estado, sino una sociedad anónima, luego, sus gigantescas riquezas, sólo han servido para enriquecer a una casta de burócratas, nunca al pueblo venezolano.

En el lugar 22, se encuentra Noruega, con 6680 millones de barriles de reservas. El informe de la CIA del año 1975, hablaba de que en la cuenca de Malvinas, se encuentra una reserva petrolera cinco veces superior a la del Mar del Norte, reserva que hace rica a Noruega, en donde gracias a la visionaria y perseverante tarea de Estatoil, en donde el Estado y el Pueblo noruego son dueños de sus riquezas submarinas, con un ingreso promedio anual per capita que supera los 100 mil dólares. Es verdad, los noruegos son tan sólo 5 millones, contra 40 que somos los argentinos, pero, para tener en cuenta, se hablaba ya en 1975 de una reserva cinco veces superior a la de los noruegos. 

Hago una lectura retrospectiva del informe de los norteamericanos: en 1975, las reservas del país nórdico no eran las mismas que en 2009, fecha de la data de los más de seis mil millones de barriles de reservas, han pasado algo así como cuatro décadas desde entonces. No es aventurado entonces inferior que las reservas petroleras de Malvinas, como lo hemos publicado siempre en este modesto blog de barricada, serían las terceras del planeta, detrás de Venezuela, Arabia Saudí, antes de Canadá, con 178 mil millones de barriles. La renta per capita de la Argentina, luego de una década ganada, no supera los 15.000 dólares anuales, tan sólo 14.715; supera a otro fracaso del populismo, en el colmo del grotesco, por 300 dólares, hablo de los hermanos venezolanos, con una renta anual de apenas 14.414 dólares; pueblo condenado al absurdo de no haber logrado en dos décadas de socialismo del siglo XXI, ni siquiera producir sus propios alimentos. ¿Qué nos impide tanto a argentinos como a venezolanos ser ricos?. La traición, la corrupción, la ignorancia, la mistificación de la política. La mentira sistemática. El fracaso de dos movimientos populares pseudo revolucionarios, envilecidos por la corruptela hasta los tuétanos; chavismo y peronismo. Títeres y funcionales del Imperio al que se desgañitan denostando.

También, los pronósticos del Wall Street Journal de esos años, década de los 70, hablaba de la Argentina como un país con un potencial para estar en unos años (es de 1978 la nota) entre los diez primeros de la OPEP. Hoy no figuramos ni entre los 100 primeros. Esta cruda realidad, contrasta de manera brutal, obscena, con los 72 millones de pesos (unos cinco millones de dólares) con que ha sido indemnizado el ex CEO de YPF Sociedad Anónima, Miguel Galuccio, por los servicios prestados para entregar los yacimientos de Vaca Muerta, 22.500 millones de barriles estimados, a la Chevron (Standard Oil Rockefeller), con un contrato leonino secreto, que, a pesar de haber un fallo de la Corte Suprema de Justicia ordenando su difusión por los medios en diciembre de 2015, continúa siendo ocultado. Reitero, suena extraño que la indemnización de Galuccio, 72 millones de pesos, sea poco menos que todo el patrimonio declarado por Mauricio Macri, Presidente de la Nación, fruto del trabajo empresarial familiar de unos treinta años, hace horas. Galuccio no estuvo al frente de YPF ni cinco años. ¿Qué misterio esconden semejantes cifras?; queremos descubrirlo. ¿Será posible que los intereses multinacionales de la Chevron-Standard Oil estén por encima de una sentencia de la Corte Suprema de una nación supuestamente independiente?. La repuesta, obvia, indigna, subleva. Apremia.

En menos de mes y medio estaremos festejando el Bicentenario de la Declaración de la Independencia Argentina, "libres de la Corona de España y de toda dominación extranjera". Lo cierto es que la epopeya de la liberación de la Patria, iniciada por Martín de Alzaga de 1806, rechazando las invasiones inglesas, aún no ha culminado.  Los argentinos tenemos la pésima costumbre de dormir siestas homéricas, interminables, con la salvedad de que al despertar, no recordamos qué estábamos haciendo, en el peor de los casos. A veces, reflexiones como esta, o similares, sirven como ayuda memoria, suerte de bitácora, o astrolabio, que nos oriente en procura de esas estrellas, que, junto con la Cruz del Sur, parecen haber desaparecido de nuestros cielos hace rato. 

Esta historia, como casi todas las que valen la pena de ser contadas, empezó hace unos cien años; digamos, 94 años, 16 de octubre de 1922, con la creación de YPF, yacimientos petrolíferos fiscales, sociedad del Estado. Mosconi, como es sabido, era militar, como tal, analizaba al realidad económica en función de variables militares; la reciente experiencia de la primera guerra mundial,le  había enseñado que para salvaguardar los intereses nacionales, con probabilidad de éxito, incluso en el caso extremo de una campaña militar, era imprescindible garantir el autoabastecimiento del petróleo; hoy día, la Argentina vive la paradoja brutal de tener que importar el gas de Chile, siendo, como siempre ha sido, que hemos sido proveedores del gas para el hermano país trasandino. Que estas políticas energéticas las avale un gerente de la Shell, no nos exime de todos los comentarios que iremos desgranando. 


I


El 5 de julio de 1807, los vecinos de Buenos Aires, baten heroicamente al invasor inglés, al mando del General John Whiteloock, con una tropa de 14 mil hombres, algo nunca visto desde la guerra de la independencia de los Estados Unidos, hasta un buque con prostitutas irlandesas incluía la flota invasora inglesa. Es bueno destacar que en ese entonces, los habitantes de Buenos Aires, no eran más de 40 mil, siendo el 25% de ellos negros esclavos, residentes sobre todo en el barrio de Montserrat. Con esto, queremos decir que la segunda invasión inglesa fue una decisión crucial de la Corona británica, bajo el cetro de Jorge III de Hannover, quien luego de la pérdida de los Estados Unidos y el fracaso de las invasiones inglesas, muere loco años más tarde, supuestamente por causa del arsénico, víctima de una enfermedad conocida entonces como perfidia. Disponer una fuerza invasora de esa magnitud, 14 mil hombres, la mitad de las enviadas para recuperar el territorio nacional de Malvinas, en 1982, habla de la importancia que tenían para Gran Bretaña estas tierras. Las tropas organizadas al mando de Santiago de Liniers, habían sido derrotadas en los primeros combates regulares. Son los milicianos de la ciudad, el pueblo en armas, incluyo en esto a la población esclava, los negros, quienes organizados por Martín de Alzaga, derrotan al invasor inglés y lo rinden el 7 de julio. En la negociación, Martín de Alzaga le impone al derrotado General Whiteloock el retiro asimismo de la ciudad de Montevideo.

Cinco años más tarde, exactos, de esas jornadas históricas, Martín de Alzaga era acusado de conspirar contra el gobierno patrio, el Triunvirato, presidido por un emir de la masonería inglesa, Bernardino Rivadavia. Alzaga es detenido el 6 de julio de 1812 y fusilado y ahorcado al día siguiente, en un juicio sumario que no tolera la defensa, junto con cuarenta "conspiradores" más, la mayoría no se conocían entre sí. Las ideas políticas de Martín de Alzaga, empresario y hombre de fortuna que tiene la calidad del visionario, se inspiraban en el movimiento libertario de las Juntas de Sevilla; era republicano por desencantado, habida cuenta de la decadencia de la monarquía española y sus incapacidad de enfrentar tanto al invasor napoleónico como a la monarquía protestante sajona. Menos, proteger a los súbditos del Virreinato del Río de la Plata y sus intereses económicos, su elemental bienestar. Su libertad. 

Meses antes del asesinato de Alzaga, había sido envenenado su abogado defensor y hombre de confianza, integrante de la Primera Junta por disposición del empresario vasco, Mariano Moreno. Quince días luego de la partida del buque inglés Fama, rumbo a Londres, con Mariano Moreno, Manuel Moreno, Tomás Guido a bordo, enviados por Cornelio Saavedra, para comprar armas para el movimiento independentista en ciernes, el gobierno de Buenos Aires, el mismo Saavedra y Funes, firma un convenio similar al mandado Moreno, con el contrabandista norteamericano David Curtis de Forest, en donde se menciona de forma sorprendente, la eventual muerte de Moreno. Dicho y hecho. La masonería inglesa ya operaba de forma descarada con sus pares criollos, serviles, corruptos, sátrapas del Imperio. 

El capitán del Fama, Walter Barthurst, envenenará a Moreno con cuatro gramos de antinomio tartarizado. Al poco tiempo de ser fusilado Martín de Alzaga, el Directorio nombrará al mismo David de Forest encargado de confiscar sus bienes, dándole como comisión el 2,5% de los mismos, dineros que le permitirán al aventurero norteamericano armar una flota de corsarios ingleses y norteamericanos, para atacar buques españoles. De Forest se quedaba con el 10% de ese botín, el resto, era destinado a armar la flota patriota. Para ese entonces, ya operaban en Buenos Aires 55 empresas británicas. Lo que no habían logrado por las armas, lo lograban con la traición, la corrupción y el crimen. Diez años más tarde, Rivadavia, fundaba la deuda externa con el empréstito de la Baring Brother.

Alzaga se inspiraba en el modelo republicano de los Estados Unidos; él es quien propone con éxito el nombre de Provincias Unidas del Río de la Plata, luego declaradas Provincias Unidas en Sud América en el acto de la Independencia del 9 de julio de 1816. En materia económica, Alzaga era enemigo del libre comercio, se declaraba proteccionista. Todos los bienes de Martín de Alzaga, son confiscados; era la mayor fortuna de entonces. Todos los regimientos creados a partir de 1806, luego de la primer invasión inglesa, fueron financiados de su peculio. Él había puesto al mando de las tropas patriotas en 1806 al capitán Santiago de Liniers. El asesinato de Martín de Alzaga, el más grande de la historia argentina, según el historiador Enrique de Gandia, se perpetúa. (4)

No es casualidad que Alzaga haya sido asesinado cinco años más tarde de derrotar a los ingleses de una forma tan dramática. No es casualidad que haya sido "el sapo del diluvio", como llamaba San Martín a Rivadavía, el operador político de semejante hecho aberrante. No es casualidad que el 7 de julio, Día de la Reconquista, no sea fecha patria, "feriado nacional", y que no se aproveche para festejarlo junto con el 9 de julio con una semana de algarabía argentina. Nada de esto es casualidad. Ni una calle de la ciudad lleva el nombre de este vasco colosal, ni un pasaje siquiera. Sólo un monumento olvidado, en una plazoleta de macramé, frente a la embajada de los Estados Unidos, ni conocida ni visitada por nadie. 

No es casualidad de que a pesar de haber derrotado a los ingleses en tres oportunidades, 1806, 1807, 1846 (4 de junio, batalla de Punta de Quebracho; el jefe de las tropas de la Confederación, Gral. Lucio Mansilla, derrota al invasor anglofrancés luego de su expedición de libre comercio a Asunción del Paraguay). De haber estado a punto de derrotarlos en Malvinas, de no ser por la traición de un cobarde, el Gral. Mario Menéndez, quien la niega al Capitán de Navio Carlos Robacio la tropa fresca del BIM 2, infantería de Marina perfectamente equipada y entrenada, la mejor tropa de combate argentina que tenía en Puerto Argentino para su custodia personal, mientas cenaba en la casa del gobernador, usando la vajilla inglesa con el escudo de la Casa de Windsor, cuando en Monte Tumbledown, Robacio había parado al invasor inglés en su loca carrera para llegar a Puerto Argentino porque se había quedado sin logística ni pertrechos al ser hundido el Atlantic Conveyor el 25 de mayo de 1982 (3). Digo, no es casualidad de que a pesar de ir ganando 3 a 1, hablando con los recursos barriales del fobal, los dirigentes entreguen el partido, cuando está para la goleada. 

No es casualidad que Carlos Menem, Domingo Cavallo y Margaret Thatcher firmaran en Madrid, unos Acuerdos de Paz, contra lo que dispone la Constitución Nacional, rubricados en 1989 y 1990. En honor a la verdad, es importante consignar que estos acuerdos son fruto de la gestión diplomática del gobierno radical de Raúl Alfonsín y su canciller Dante Caputo, y que Menem es el responsable de su firma habida cuenta que la renuncia del presidente Alfonsin, adelantando las elecciones, abonó tal coyuntura. Es bueno señalar que tenían una vigencia de 10 años, tiempo después del cuál podían ser protestados por ambos gobiernos. Nada de esto ha sucedido. La esencia de estos virtuales tratados de paz, luego ilegales, deben de ser ratificados por el Congreso, como la Constitución lo indica, cosa que no ocurrió nunca, impone dos condiciones de hierro. La entrega de las empresas del Estado a capitales ingleses, vía privatizaciones, el súper objetivo desde ya que era la empresa petrolera estatal de bandera, YPF; el monitoreo  de las Fuerzas Armadas por parte de autoridades militares británicas con destino en las islas en conflicto. Esto, puntal el texto reproducido en el block de notas, ha ido mutando, como una enfermedad crónica, la cual ha derivado en el estado de indefensión que hoy padece la Argentina, con el desmantelamiento de su industria bélica.  (5) (6) 

En el caso de la los logros de la década ganada, a tales fines, nos quedamos espantados cuando hemos visto escorar y hundirse en un dique de Mar del Plata,  a la fragata misilística Santísima Trinidad, por falta de mantenimiento; o cuando nos enteramos de la orgía perpetua llevada a cabo por LaCampora al frente de Fabricaciones Militares, con gastos delirantes de jeques árabes. Sin ir más lejos, hoy día, en Córdoba, la Fábrica Militar de Aviones, con un personal de 2000 hombres capacitados técnicamente, no produce absolutamente nada, teniendo un presupuesto mensual en sueldos de 40 millones de pesos. Porqué nos hemos quedado sin Fuerza Aérea?; el papelón relatado en la nota anterior, de haber tenido que pedir prestados aviones F16 a Chile, para escoltar al avión presidencial de los EEUU, al ingresar en el territorio aéreo argentino, nos humilla. Porqué se especula con comprar aviones reciclados israelíes, chatarra repintada, cuando están las condiciones dadas para desarrollar y fabricar en serie al SAIA-90, caza interceptor polivalente argentino, entre otros desarrollos factibles de aviónica de última generación en Córdoba. 

Vamos a intentar, desde este modesto blog de barricada, que cuando menos, los Acuerdos de Madrid, ya vencidos, no exigir como correspondería, que sean protestados, eso sería un movimiento político inviable con esta clase dirigente que tiene figuras tan destacadas como José Ottavis, Máximo Kirchner, Elisa Carrió, Graciela Caamaño, Victoria Donda, o Juan Manuel Abal Medina, por nombrar a algunos. Lo que sí vamos a exigir, por estos medios a nuestro alcance, las redes sociales, es que sean difundidos. Le exigimos al actual gobierno la publicidad de los mismos; resulta imposible acceder al texto completo del Tratado, mal llamado Acuerdo o Declaración, en la web de la Cancillería. Pasados 26 años de su rubrica, los argentinos no podemos ignorar qué firmó un presidente argentino con su par inglés, como "declaración de paz", luego de la guerra de Malvinas, nada menos; que se nos oculte tan acuerdo, no suena a otra cosa que a entrega, a traición a la Patria. 

Y que se nos informe si el mismo incluyó cláusulas secretas, ya que no se condice el texto del mismo, lo que de él conocemos, con la supuesta rogativa que la Canciller Malcorra llevaría a Londres, a fin de que se nos autorice a poder comprar aviones de combate fuera de uso, por ejemplo. Suena ridículo, propio de mentecatos, que la supuesta cláusula secreta tuviera su razón de ser en el desarrollo del misil Cóndor, con capacidad de portar cabezas nucleares, cuando la Argentina adhiere al Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares desde 1995. El proyecto del misil Cóndor había sido desmantelado por Menem, siendo imposible el desarrollo del mismo con fines militares nucleares, por la firma del TNPAN. (7). Esto no es óbice para impedir el desarrollo del vector para fines de autodefensa, en variables tierra-tierra, tierra-agua. Recomiendo la lectura de la data 7, ya que la misma recoge información divulgada por la CIA. 

Se han vencido en 16 años estos acuerdos espurios de entrega y siguen tan vigentes como nunca. El objetivo de Gran Bretaña, la más ansiada presa de la Corona, por la que enloqueciera inclusive Jorge III, el botín de Malvinas, la tercera reserva petrolera del mundo. Vamos a aclarar que toda la Argentina, en su zonas precordillernas, de norte a sur, subyace un gigantesco mar de petróleo. Otro tanto en el mar continental. No es tan sólo la cuenca de Malvinas. Destruir YPF ha sido el objetivo de la Standard Oil desde el golpe de 1930, operado por la oligarquía salteña, en el primero que participara Juan Perón, con el grado de Capitán de Infantería.

Ya en 1975, la misión a Malvinas de Lord Shackleton, informaba de la inconveniencia de que la explotación petrolera de la cuenca de las islas tuviera como terminales bases y depósitos en territorio insular. La inconveniencia, con ese rigor que imponen siglos de Imperio y domino colonial, era minuciosa y precisa. Tal explotación requería miles de obreros y técnicos especializados radicados en las Islas, duplicando cuando menos a la población local. Muchos, la mayoría, serían argentinos, por proximidad y experiencia petrolera. Ganarían dos o tres veces más que los kelpers. El conflicto social y político, era una bomba de tiempo que podría estallar por la vía sindical, cuando menos. Recomendaba, sin hesitar, la instalación de bases en territorio argentino. En tal sentido trabajaba entonces, ya en 1975, Alfredo Martínez de Hoz, gran amigo de Lord Montgomery, Vizconde del Alamein, para lograr acuerdos de cooperación en la explotación petrolera. 

¿Habrá llegado la hora de que un nuevo aventurero de la política, hombre de negocios de dudosa argentinidad, no, no es Martín de Alzaga, aunque soñaría serlo, decida cruzar esa delgada línea roja y entregue definitivamente el petróleo argentino al pirata inglés?. No lo sabemos. Lo que sí sabemos, es que haremos todo, repito, todo, lo que esté a nuestro alcance para impedirlo. El indicador de poner al frente del ministerio de Energía a un gerente de la Shell, como de Aranguren, habla por sí solo. Que la copa del campeonato de fútbol que alzara ayer el club Lanús fuera la copa Axion, ex Esso, así se presentan a sí mismos, otro tanto. Ni qué hablar de las disculpas del gerente financiero del gobierno, Prat Gay, en nombre del gobierno, a las empresas españolas "mal tratadas" durante la década pasada, lamentándose por la "nacionaliación" de YPF (sic), dicho sea de paso, nada más falso. Tal el panorama. 

II

No es casualidad que en el block de datas de la nota, en el punto 5, haya linkeado un artículo publicado en el órgano editorial del Partido Comunista Revolucionario, firmado por Eduardo Lualdi, a quien felicitamos. Junto con el análisis firmado por el Dr. Julio César González, de quien ya hablamos en la nota anterior, a propósito de los 40 años del golpe del 76, golpe petrolero pro británico, abre un abanico de referencias, en donde el espectro político, a veces en apariencia antitético, se unifica. Así lo entendemos no pocos. Malvinas y el petróleo argentino, es la única bandera nacional detrás de la cual se pueden encolumnar todos los argentinos de buena fe; esto incluye incluso a militantes de los movimientos populares que han traicionado y fracasado, hablo del radicalismo y el peronismo. No pueden faltar hombre generosos en esta patriada. Eso sí, por favor, que no pretendan dar lecciones de nada. Y digo que la cita no es casualidad, porque Lualdi menciona la obra en cuestión del más esclarecido investigador, hombre del nacionalismo revolucionario, el Dr. Adolfo Silenzi de Stagni: Las Malvinas y el Petróleo.

Para quienes no están al tanto, Silenzi de Stagni, siendo profesor titular de la cátedra de Derecho Minero de la carrera de abogacía de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, denuncia en 1955 los contratos petroleros firmados por Perón con la California (Standard Oil), según los cuales le entregaba a los norteamericanos para su explotación 48 mil kilómetros cuadrados en Tierra del Fuego por 40 años, . La conferencia la dicta en una colmada aula magna de la Facultad de Derecho, con capacidad para casi mil personas. Es detenido a los pocos días por alterar el orden público. Corría el mes de mayo de 1955. Silenzi de Stagni denunciaba también la falsedad de las estadísticas brindadas por Perón al inaugurar la Asamblea Legislativa en marzo de ese año sobre la productividad de YPF. Años más tarde, en 1975, Silenzi de Stagni, hombre lejano como el que más al accionar de la guerrilla, fue amenazado de muerte por la Triple A y debió exiliarse en el Brasil. (8). Su obra, focalizada en la cuestión de YPF y el petróleo argentino, es tan científica como apasionada. (9). 

Ante la inminencia de una situación de hecho, esto es, 150 años de posesión sin protesta material, producto de la táctica británica de negociaciones eternas, esto iba a ocurrir en 1983, Silenzi de Stagni le recomienda al almirante Jorge Isaac Anaya, jefe de la Marina, elaborar un plan para ocupar las islas, ya que nunca los británicos las iban a entregar de forma pacífica ni producto de una negociación, habida cuenta de que ya se tenía desde 1975 la data cierta de que sus reservas petroleras superaban a las del Mar del Norte unas cinca veces. A tal fin, en enero de 1982 se edita Las Malvinas y el petróleo, edición que se agota en semanas. El plan de la recuperación de las islas ya estaba en curso. Lo demás es historia no tan conocida. (10). El segundo volumen de la obra, por problemas con el editor del primero, se edita recién en 1983, finalizada la batalla por el petróleo argentino del Mar del Sur. 

Quiero discernir el punto de ocupación militar de Malvinas, llevada a cabo por el Almirante Büsser y efectivos del BIM 2 de manera impecable, con el desembarco de buzos tácticos en las Islas el 1° de abril de 1982, con la guerra en sí misma, decidida de manera brutal y unilateral por Margaret Thatcher, al ordenar el hundimiento del crucero Gral. Belgrano fuera de la zona de exclusión de Malvinas, incluso en contra de la vocación negociadora de la bancada opositora del Partido Laborista en el Parlamento británico, ante la factible aprobación de la propuesta del presidente del Perú, Pérez de Cuellar en la ONU, Margaret Thatcher precisaba de la guerra. Se ha manipulado la realidad durante décadas, fruto de las condiciones socio políticas del status quo colonial, el cual ha contado con el apoyo de la prensa masiva, los movimientos de DDHH manipulados por Gran Bretaña a través de representantes de la inteligencia exterior, el MI 6, como es el caso de Horacio Verbitsky, patentizado de manera dramática durante la gestión ante el Ministerio de Defensa por parte de un cuadro de Montoneros, Nilda Garre, adscrita al jefe de Inteligencia de la organización armada creada por la Inteligencia militar del Gral. Lanusse, y sectores del progresismo kirchnerista. Recién hará un par de años que se escuchan voces esclarecidas del populismo, caso del psiquiatra y cineasta Abudara Bini, o el periodista de Investigación Federico Bernal, por citar a algunos, reivindicando la gesta malvinera. Bernal incluso es autor de un libro titulado Malvinas y petróleo, tal cual la obra señera de Silenzi de Stagni. 

El fenómeno de la prueba invertida o espejo, se repite como leit motiv denigrante, para bastardear una epopeya heroica, como si los militares para lo único que pudieran haber servido fuera para vapulear a una guerrilla delirante y patética, convencida de que iba a tomar el poder por la vía armada, seguida por una masa fanática; nada más alejado de la verdad histórica, en todo y en parte. El descrédito del gobierno conservador de Margaret Thatcher, en los albores de 1982, era absoluto. Hacía un año que su gobierno se erizaba por las huelgas mineras, producto de las privatizaciones llevadas a cabo por sus políticas monetaristas neoliberales. Provocar un incidente bélico con la Argentina, gobernada a su vez por "dictadores sangrientos", le venía como anillo al dedo. 

Lo cierto es que Malvinas era y es una causa nacional más allá del gobierno de turno; al asumir la gobernación militar de Malvinas el General Mario Menéndez, nadie podía presuponer la traición que cometería mes y medio más tarde, fruto de su profunda cobardía, lo acompañaron dirigentes de primera línea de los partidos políticos mayoritarios, PJ, UCR, PI, incluso de la izquierda nacional, como el FIP, más el secretario general de la CGT, Saúl Ubaldini, quien había convocado a una marcha mutisectorial de repudio masivo a la dictadura de Galtieri, días antes de la toma de las Islas. No eran los militares quienes precisaban de la guerra, lo era la líder conservadora, a punto de caer su gobierno de ajuste y miseria. Así mandó a la guerra a una fuerza de más de cien buques y una tropa de 28 mil hombres, que estuvieron a 48 horas de morder el polvo de la derrota. (11) 

La razón jurídica del Dr. Silenzi de Stagni, con el plan compartido por el Almirante Anaya, los altos mandos del Ejército y la Fuerza Aérea, de ocupar las islas antes de 1983, había hecho prescribir la situación de hecho de una ocupación ilegítima, ilegal y violenta. Que queda aún más expuesta a partir de las violaciones a los combatientes rendidos, violaciones y fusilamientos, denuncia radicada ante el fiscal federal de Río Grande, en Tierra del Fuego, como corresponde a los crímenes de guerra. (12). Y por la pretensión británica de explotar, robar, el petróleo argentino yacente en la cuenca submarina de Gran Malvina, dentro de la plataforma continental de la República Argentina, conforme el fallo sobre plataforma continental Argentina, de las Naciones Unidas, de marzo de 2016.(13) -el matutino La Nación confunde 1.700.000 km2 de ampliación con 1.700.000 metros; no hay caso con la masonería mitrista, no aprenden nunca... el error más que grosero es vergonzoso, y, desde ya, mal intencionado-.  


III


Dentro de esta reseña ajustada y dantesca, quiero hacer hincapié en la "década ganada", con la gestión de los Kirchner en el tema del petróleo, y, tangencialmente, en el de la minería. Sobre este último me limito a una investigación que hiciéramos en el año 2010, hace demasiado tiempo, archivada sin actualizar desde entonces en el blog mapadelsaqueodeloroargentino.blogspot.com.ar. Pido las disculpas del caso, nunca supe usar wordpress, o algún otro soporte más dinámico y elegante. Sobre los Kirchner y el petróleo, hemos escrito en infinidad de notas de las más de 365 de este blog que en breve suma 250 mil entradas, un cuarto de millón de lecturas, hecho inédito en un blog independiente, argentino. Para los que han viajado por la Patagonia, coincidirán conmigo que Santa Cruz es casi sin discutir, la provincia más poco graciosa de esa región tan particular. Fea y rica, en oro y petróleo, justamente. El jurasic park argento, reservorio de millones de fósiles, gigantescos dinosaurios, hechos fuel oil por las maromas de las capas geológicas. Sí, lo sé, suena más que raro. A mi me cabe mucho más del mito de que el petróleo son los mocos del demonio, algo así, visceral, infernal, hummus del centro de la tierra, nunca paté de dinosaurios termoprocesados. De los ditritus de ese magma soliviantado, vienen los Kirchner.

Esa raigambre, más una voraz pretensión impostada, avidez de resentidos y lúmpenes, habilita a los Kirchner, una pareja llena de odios, disfuncional, violenta, recuerdo cuando Cristina contaba que con no sé cuántos años de pareja, creo que eran como cuarenta, El, nunca  le había regalado ni una cartera para su cumpleaños. Sí, el finado era un avaro tan colosal como miserable; ella le había pasado la factura, corneándolo hasta con los vendedores de Biblias. De lo más bajo de la escala patológica argentina. Esa parejita tuvo la peregrina idea de privatizar YPF en 1991, para pretender quedarse con una porción importante de sus acciones, durante la reconversión y pseuda estatización que pergeñan en el año 2012, a ver, veinte años no es nada. Esta fechoría, negada a la fecha por la masa adicta de la militancia kichnerista, sólo tolerada por una diaria ingesta de estupefacientes, sean reales o virtuales, esto es, altas dosis de Víctor Hugo, radio rebelde, 678, Brancatelli, o de las boutades del Chino Navarro y el Gato Silvestre. Convengamos, el mito instalado por los Kirchner, amén de hacerlos multimillonarios, le dio demasiado bien de comer a cientos de paniaguados y corifeos, que enhebraron un relato surrealista para soportar una mentira e impostura abrumadoras. (14)

Luego, Galuccio fue el CEO de YPF durante 4 años, para jubilarse con una indemnización de 72 millones de pesos, casi 5 millones de dólares, 1 millón 250 mil dólares al año, fruto de la entrega de 22.500 millones de barriles de crudo a la Chevron-Standard Oil, con un contrato leonino, secreto, que es tan escandaloso como para que un medio tan políticamente correcto como infobae haga una nota al respecto. Y sí, dan ganas de buscar una itaka del ropero, de adentro de un abrigo apoliyado, repleto de naftalina vencida y flaca, para provocar una carnicería, un día de furia. (15). Aquí, en este drama singular, los K se dan besos en la boca con Mauricio y Awada, la cuñada de Prat Gay. Porque a Galuccio lo nombró ella, pero la indemnización se la paga Mauricio. Y todo con el salvoconducto de que los contratos con Chevron no van a ser publicados nunca, aún que le pese al putañero de Lorenzetti. 

Para los que no se van a tomar el trabajo de abrir la data 15, o sea, la info políticamente correcta de infobae, les contamos. El contrato, que es secreto y no ha sido publicado, más allá de un fallo de la Corte Suprema que lo ordena, dispone, a saber, esto es para la tribuna K, con todo humor: en caso de litigo, se dirime en los Tribunales de New York -y sí, esta "sabia" costumbre de Néstor Kirchner, se instaló en el alma K-, el Estado debe depositar 100 millones de dólares anuales, haya o no explotación petrolera, durante los 40 años del contrato y sus sucesivas renovaciones. Incluso, esto es lo más escandaloso, si Chevron se retira de la explotación. A ver, ganarían 4000 millones de dólares sin hacer nada, como Galuccio, de puro vivos. Y no es tan mal plan. Ese es un contrato petrolero K, digamos, no dista mucho del firmado por Perón con la California Standard Oil, 57 años atrás. Perón pasó, Menem, pasó, los Kirchner, pasaron. El clan Rockefeller sigue ahí, riéndose de los argentinos desde hace un largo rato. 86 años, golpe de 1930, cuando el Congreso Nacional iba a votar favorablemente la Ley Mosconi, por la cual se nacionalizaba el petróleo y sus derivados, del subsuelo hasta el surtidor. Eso nos hacía independientes y ricos, la nafta producida por YPF, entonces, era la segunda más barata del mundo. 


IV

Para ir cerrando, voy a intentar una reflexión superadora, si me da el cuero. El Plan Mosconi-Baldrich, a punto de votarse por el Congreso de setiembre de 1930, era la nacionalización del petróleo, sus derivados, su comercialización, esto es, sólo nafta, gasoil, gas de YPF a lo largo y a lo ancho. Golpe de Uriburu, salteño, y la oligarquía salteña petrolera, representantes de la Standard Oil y otras; todo el gabinete de Uriburu, en los puestos claves, salteños abogados de las petroleras foráneas. En ese momento, se lo acusa a Mosconi de "comunista", por pretender firmar un acuerdo de cooperación con la empresa estatal de petróleo de la URSS, la más grande del mundo. A ver, aún no había ocurrido la segunda guerra, ni Yalta, ni la guerra fría. 

En 1955, Perón firma los contratos petroleros con la California (Standard Oil), necesita la aprobación del Congreso para que se hagan efectivos, se le da vuelta la propia tropa, que lo abandona, desde el presidente de la Cámara de Diputados, John W. Cooke, hasta el presidente de YPF, el ingeniero Conessa, rechazan los contratos denunciados por Silenzi de Stagni, sin apoyo interno para hacerlos viables, Perón cae. La revolución libertadora no los ratifica.  En 1975, muerto Perón, gobernaba Isabel Martínez, ya había renunciado Lopez Rega y se habían disuelto la triple A, Gran Bretaña tenía certezas de los yacimientos, gigantescas reservas de Malvinas, el informe de Lord Shackleton aconsejaba la explotación conjunta con bases terminales en la costa argentina, Isabel Perón nacionaliza las estaciones de servicio del país, esto es, Plan Mosconi-Baldrich, y, tal su peor pecado, el 4 de febrero de 1976, el buque de la Armada Alte. Storni cañonea al buque oceanográfico británico Shackleton, en aguas argentinas, al no atenerse a la orden de variar el rumbo. Los británicos sabían que con ese gobierno era imposible el plan de explotación conjunta recomendado por Lord Shackleton (16). El plan del golpe, urdido por Gran Bretaña, azuzando a la guerrilla, coordinado por la inteligencia militar, avanzaba, el emir de Gran Bretaña, Alfredo Martínez de Hoz, hacía años que desarrollaba rondas de conversaciones de negocios en Londres para desarmar a YPF y permitir la explotación británica en la plataforma submarina argentina. La entrega estaba en marcha, quien se opusiera, sería asesinado. Como Martín de Alzaga. Como Mariano Moreno. 

Durante la campaña electoral adelantada de Carlos Menem, año 1989, el riojano, que entonces imitaba a Facundo Quiroga, el Tigre de los Llanos, en viaje por la Patagonia, tiene un discurso inflamado, se le suelta la lengua, promete que las Malvinas serán recuperadas a como sea, no recuerdo si dijo "sangre y fuego". En la semana, recibe un llamado telefónico del General Vernon Walters, hombre del Pentágono, ex director de la CIA, a cargo de misiones itinerantes de alta sensibilidad, este es, conspirativas, en donde se le recomienda moderar su primer lenguaje porque corría riesgo su vida. El discurso nacionalista, demagógico y patriotero del riojano, gira en 180° para pasar a las relaciones carnales con los EEUU, la firma del Tratado de Paz de Madrid, como muy bien apunta el Dr. Julio González, el desmantelamiento de las FFAA, continuado a rajatabla por los Kirchner, la entrega del petróleo, privatización de YPF de por medio, la minería. Así y todo, durante su primer gobierno, YPF, dirigida por el ingeniero José Estenssoro, logra avances considerables en la expansión internacional de la empresa, incluso con la compra de una empresa norteamericana en Dallas. Muere de manera extraña, mismo desperfecto técnico que el italiano Enrico Mattei, presidente del ENI, quien había frenado en Italia el avance de las "siete hermanas", el monopolio sajón del petróleo, una falla en el altímetro. En 1999, una empresa de pantalla de la British Petroleum, nacida de la nada, casi sin ganancias ni garantías o avales serios, Repsol, compra el 100% de YPF. (17). El plan de Estenssoro incluía la explotación por parte de YPF de la plataforma submarina del Mar del Sur. 

El maltrato que denunciara el CEO de finanzas del gobierno, Prat Gay, para con los capitales españoles durante la década ganada, esto es, la "estatización" de YPF, es una guarrada; por lo pronto, en los años que los españoles se beneficiaron de las regalías de YPF, superiores a las originales de Repsol España, jamás realizaron las inversiones a que se habían comprometido, la empresa era deficitaria y estaba endeudada, deuda que CFK también estatiza. Luego, corrigiendo a Prat Gay y a los K, primero, YPF no es una Sociedad del Estado, sino debería rendir cuentas anualmente en el Congreso, el Presidente de la Nación, en marzo, con la apertura de la Asamblea Legislativa, como principal representante del Estado, y, segundo, esto es una obviedad, jamás sus contratos podrían ser secretos. Menos, se condice con la emisión de bonos del 2012, por 6000 millones de dólares, como compensación indemnizatoria. 

Es bueno aclarar que cuando Repsol compra YPF por 15 mil millones de dólares, en 1999, su capital accionario era de 5000 millones. Sus ganancias, apenas de 1000 millones anuales. Nunca se sabrá cómo hizo para pagar YPF, ni quién le dio semejante aval, salvo la BP, Gran Bretaña, operación de alta gama de la masonería que emparenta la Casa de Windsor con los Borbones. Y con Alfonso Prat Gay. (18). El Estado sólo controla hoy día el 51% de las acciones de YPF, en el resto, persisten acciones de Repsol, e incluso, hay capitales británicos, como los de Andes Energia, del grupo Manzano Family Trust. Como los hay de la British Petroleun, en la Pan American Energy de los hermanos Bulgheroni, investigados por haber coimeado a Julio De Video para obtener la concesión de Cerro Dragón, en el golfo de San Jorge, Chubut, con una reserva estimada en 2012 superior a los 1000 millones de barriles de petróleo. Concesión también entregada por 40 años. 


V


La pregunta que uno se hace en definitiva, es porqué los argentinos no podemos hacernos cargo de nuestro destino, de nuestras riquezas; más allá de las teorías conspirativas, del facilismo de echarle la culpa a los "vendepatrias y al Imperio", porque tanta traición, tanta muerte, tanta entrega, o tanta impostura, tanto falso discurso, tanta ignorancia y desinformación, tanto delincuente con los trapos de lo nacional y popular, para justificar el saqueo sistemático del Estado y las riquezas de la Patria. 

El tema a mi me toca de forma directa, personal, me padre, José Linares Benegas, fue echado dos veces de sus trabajos, uno como periodista, columnista diario en radio Splendid, por defender la memoria de Raúl Scalabrini Ortiz, año 1958, que yacía en su lecho muriendo de un cáncer; el semanario Qué pasa?, oficialista, frandicista, dirigido por Mariano Montemayor, había usado el discurso nacionalista de Scalabrini Ortiz para sostener que el escritor patrio nunca se hubiera opuesto a los contratos petroleros del gobierno con los norteamericanos, ya que el Imperio sólo lo era Gran Bretaña (sic), mi padre, que había desmentido la falacia, fue impedido de ingresar a la radio al día siguiente; años más tarde, siendo Gerente de Comunicaciones de YPF, año 1971, presidencia de facto de Marcelo Levingston, interventor en YPF, el Cnel. Raimundes. Mi padre había sido nombrado en YPF durante el gobierno de Arturo Illia, siendo presidente de YPF el mendocino Facundo Suarez, como mi padre. La cuenta publicitaria de YPF la llevaba mi padre, un publicista exitoso; el interventor militar le da la cuenta publicitaria a una agencia privada, que, para peor, llevaba la cuenta de una empresa de la competencia, Esso. Mi padre lo denuncia y es echado. Por segunda vez en su vida, se queda sin trabajo, en la calle, por defender al petróleo nacional y su empresa de bandera.

Y la respuesta no se hace esperar, la enseña la historia. La violencia, puntual o sistemática, ha impedido que seamos ricos. Nos hacen pobres a punta de fusil, con amenazas, cárcel, golpes de estado, traiciones, relatos, crímenes, mentiras, imposturas, despidos, corrupción. Conspiraciones. Nos debilitan moralmente y nos hacen sentir vergüenza de tan siquiera ponernos una escarapela en el abrigo, sí, nuestra Patria es invernal, hasta ahora, al menos. Se podría decir, sin exagerar, que se nos enseña a despreciar a la Patria. O a festejarla como orates, tarareando el himno cuando juegan los Pumas, o el rejuntado de Deportivo Lio Messi. O cuando Bergoglio suelta una paloma en la piazza de San Pedro, para que la desgarre un cuervo en pleno vuelo.


No he viajado demasiado; viví dos años en Chile, acá al lado. En los 70, el socialista Salvador Allende nacionaliza el cobre, su principal riqueza. Es derrocado en 1973 por un militar mandado por los Estados Unidos a aplicar un plan económico monetarista, escuela de Chicago. Pinochet no osa privatizar el cobre, que sigue siendo desde Codelco, la garantía de la estabilidad de la economía chilena, incluso con un fondo fiduciario. El caso noruego, que, dicho sea de paso, me enorgullece, porque mi apellido materno, Dahl, es de ese origen. Noruega es una monarquía parlamentaria, Harald V, su rey, (¡veisinge deg!),nunca fue un país socialista, ni lo quiere ser. Pero el petróleo descubierto en el Mar del Norte en los 60, se explota desde 1972 por medio de la estatal Estatoil, propiedad del Estado y el Pueblo noruego, hoy día, con expediciones en 30 países, es, además, la mayor empresa del mundo en explotaciones en mar abierto. Esto, como contábamos más arriba, hace a los noruegos ricos, con una renta promedio anual de 100 mil dólares, 8 veces más que los argentinos. Es mucho dinero. 

Qué tienen en común Chile y Noruega, además de los salmones y los fiordos, que son países finitos. No hay peronistas (ni gorilas, sus primos). Suena gracioso. Pero es un chiste trágico También, dicho sea esto con todo respeto para con los hermanos chilenos y mis queridos noruegos, la Argentina tiene un potencial que desarrollada la hace una de las naciones más ricas de la tierra. Con reservas mineras, petroleras, pesqueras, capacidad nuclear, muy por encima del resto de los países hermanos de América, salvo los amigos norteamericanos. Lograr esa actualización, plasmar lo que debemos ser, implica un arduo y consecuente trabajo político. Nadie aún ha logrado concitar ese entusiasmo, perpetuar en el tiempo esa idea. Darle sentido al ser argentinos, más allá de Gardel, Maradona, el Che, Evita, Fangio, mucho más larga puede ser la lista de la insoportable levedad del ser nacional. 

Hace 70 años que el peronismo, una banda descarada de impostores, mitómanos y cleptómanos, nos impide hablar en serio de las cosas de la Patria. Cuando Macri elimina las retenciones a las mineras, eran tan sólo del 7%, nadie el PJ salió a hacer demasiada alharaca, porqué iban a hacerlo, si su actual presidente, José Luis Gioja, gobernador de San Juan, es un esbirro de la Barrrick Gold. Luego, con este escenario político de por sí dantesco, desalentador, es baladí siquiera especular con una justicia, hablo de los jueces federales independiente, eficaz, honesta, transparente. Cuando en el verano del 2002 nos desgañitábamos con el alarido "Qué se vayan todos...", no habíamos visto ni la cuarta parte de mentira, entrega y corrupción que vino después. Y aún no cesa. La deuda externa, ilegal, inmoral, ilegítima, fraudulenta, con Prat Gay como CEO de las finanzas del gobierno, es probable que en un par de años multiplique por dos el actual endeudamiento; esa parece ser la misión del brooker de la banca JP Morgan filial Londres, endeudarnos para canjear deuda por territorio. (19). Alfonso Prat Gay Hope es parte del círculo íntimo del clan del presidente, su ex mujer, Lourdes Tow Garat, es prima de la primera dama, también es Newman's Boys. Sueña con ser Canciller cuando Malcorra vaya a la ONU. Y avanzar entonces en la redacción de la actualización del Tratado de Paz de Madrid, abriendo las costas argentinas a la instalación de bases petroleras inglesas. 

Nosotros venimos a ser los inadaptados que vamos a arruinarle la fiesta; por ser elegantes. Porque la única razón suficiente viable para enterrar al peronismo, cadáver político que contamina y contagia enfermedades crónicas del alma del pueblo y envilece la conciencia colectiva, es generar una épica que supere el 17 de octubre. Como derrocar cinco presidentes de diez días. Hace 14 años lo hicimos; aún no nos dimos cruenta. La épica del 2001 es tan colosal que aterra al sistema, porque la figura mesiánica y siempre vulnerable del líder carismático, capaz de traicionar o de morir sin más, asesinado, fracasando el movimiento revolucionario, es reemplazada por asambleas ciudadanas plurales, variopintas, entusiastas, desinteresadas, generosas, divertidas, también, inmaduras. Es hora de que se den a sí mismas dirección política y una bandera, como lo es esta. Atreverse a ser libres. Animarse a ser ricos. Trabajar sin descanso para ellos, felices de la vida. (20; versión completa del largometraje QSVT, subtitulado en inglés, 90 minutos, sobre la crisis de 2001 y las asambleas barriales). 


Telón

La solución real, política, indudable, fuera de discusión, para los kelpers, es darles, junto con la asistencia sanitaria, los vuelos, el DNI argentino, ellos son ciudadanos argentinos, habitantes de la provincia de Malvinas; empadronarlos, que voten, por primera vez en sus vidas, el próximo gobierno de las Islas, elegido a dedo, dedo real, por la corona británica desde hace mas de un siglo y medio, habida cuenta de que ese cargo es una pura formalidad, encubre el gerente de las propiedades y explotaciones de la monarquía en las Islas. 

Mientas escribía la nota, ahora terminada, era leída por avidez tanto por argentinos como por norteamericanos. Y sí, nos están midiendo. Inquietamos. En el transcurso de la difusión de esta nota, este modesto blog de barricada, va a cumplir con la meta de las 250 mil entradas. No es poco. Confío poder darle tal vez formato de web, ir agregando funciones, soy cineasta, hay que aprovecharme. Tal vez cuando se llega al medio millón de entradas, estemos hablando con más peso. Gracias a todos por acompañar, sobre todo al amigo Mario Litardo Solari, por corregir las notas, mis errores producto de la dislexia. Abrazo grande y viva la Patria. Nos la merecemos. 


Envío


Dentro de los primeros proyectos que este movimiento mandará al Consejo Deliberante de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es cambiar el nombre de la Av. Rivadavia por el de Martín de Alzaga. Y al Congreso, declarar fiesta patria y feriado nacional el 7 de julio, Día de la Reconquista. Una semana entera de fiestas patrias populares, con el 9 de julio. Los chilenos, acá al lado, lo viven así, su fiesta patria, el 11 de setiembre, se festeja una semana entera. A ver si nos empieza a dar gusto esto de ser patriotas. 


El día Brexit

A partir de la decisión del pueblo inglés de dejar de ser parte de la eurozona, cae el Acuerdo de Lisboa de 2008, conforme el cual las islas Malvinas eran considerados territorios de ultramar de la Unión Europea. Esto es, en el hipotético caso de un escenario bélico, la OTAN no apoyaría a Gran Bretaña en su aberrante aventura colonialista. Los kelpers, nerviosos, hoy día bromeaban con que "iban a tomar la Argentina". Nosotros insistimos con la paz y la propuesta de que se empadronen, acepten el DNI de la nación a la cual pertenecen, como ciudadanos con derechos plenos, con capacidad para elegir y ser elegidos como gobernadores de la principal provincia petrolera argentina, no como lo son hoy, ciudadanos de segunda; cosa que los naturales de Londres, Manchester, Liverpool, no han dejado en el día de ayer de hacérselos notar. 


Copio al final la nota de investigación del periodista francés Thierry Meyssan, sobre las consecuencias del Brexit. Lo notable del caso es que Gran Bretaña renuncia a sus explotaciones petroleras ofshore en el Mar del Norte, para dedicarse casi exclusivamente a la especulación financiera, convirtiendo a Londres en la mayor plaza bancaria del planeta, sobre todo para manejar el yuan chino. Alta decisión de la Casa de Rothschild y la Casa de Windsor. Por eso Escocia, el punto más cerca de las explotación petrolera ofshore es Abberden, capital de ese país, decide quedarse con el petróleo y seguir en la UE. Lo concreto, los kelpers, sin poder usar sus licencias de pesca para vender en Europa, sin tener a Londres de su lado para explotar el petróleo, vienen a ser más kelpers que nunca. Esta ventaja estratégica, indudable, desde ya que no pasa desapercibida ni para Aranguren ni para Macri ni para Prat Gay; Malcorra, es cartón pintado. Obvio que para estos emires del Imperio, lo que es una ventaja, está en sus contra.  (21)






(1) https://actualidad.rt.com/actualidad/207997-hallar-yacimiento-petroleo-clase-mundial-malvinas
(2) https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pa%C3%ADses_por_reservas_probadas_de_petr%C3%B3leo

(3) http://demodirecta.blogspot.com.ar/2012/02/argentina-es-parte-integrante-del.html


(4) http://www.lapaginadelujan.com/modules/news/article.php?storyid=6719


(5) http://www.pcr.org.ar/nota/pol%C3%ADtica-internacional/los-acuerdos-de-madrid


(6) http://argentinaoculta.com/tratado_anglo.htm


(7) http://www.cipol.org/pdfs/Condor_resenias.pdf


(8) http://repositoriorecursos-download.educ.ar/repositorio/Download/file?file_id=287c8d91-c142-41dc-96fc-6e31ee569fca


(9) El Banco Central y la circulación monetaria (1939), La minería en América; en especial en relación con el cobre, estaño, plomo y wolfram (1940), Jurisprudencia minera (1950), El petróleo argentino (1955), El nuevo derecho del mar (1976), Soberanía y petróleo (1978), Las Malvinas y el petróleo Vol. I (1981), Claves para una política petrolera nacional - El vaciamiento de YPF (1983), Las Malvinas y el petróleo Vol. II (1983), Repertorio de jurisprudencia minera (1985)


(10) http://www.pensamientonacional.com/index.php/component/k2/item/2114-malvinas-el-desembarco-que-no-fue

(11) http://edant.clarin.com/diario/2007/05/28/elpais/p-01001.htm

(12) http://www.telam.com.ar/notas/201303/10258-ex-combatientes-denuncian-a-britanicos-por-crimenes-y-tratos-inhumanos-durante-la-guerra.html

(13) http://www.lanacion.com.ar/1883832-cancilleria-presento-el-nuevo-limite-exterior-de-la-plataforma-continental-argentina-con-un-35-mas-de-superficie

(14) http://www.infobae.com/2013/10/24/1518565-la-clausula-secreta-del-acuerdo-ypf-chevron1

(15) https://www.youtube.com/watch?v=f0sVahmUAps

(16) http://www.elmalvinense.com/smalvi/11/1772.htm

(17) http://www.lanacion.com.ar/138081-la-verdadera-historia-de-la-venta-de-ypf

(18) http://www.lanacion.com.ar/1667441-emitiran-deuda-por-us-6000-millones-para-pagarle-a-repsol

(19) http://stripteasedelpoder.com/2015/11/prat-gay-el-gran-encubridor-del-vaciamiento-de-los-bancos-del-2001/

(20) https://www.youtube.com/watch?v=HP2M87D7X18#action=share

(21) http://www.voltairenet.org/article192523.html